¿Cómo elegir unas zapatillas de Running?

Elegir unas zapatillas de running no es una cosa sencilla, desde el desconocimiento, en muchas ocasiones cometemos un error muy grave, nos compramos las zapatillas que nos gustan sin saber si estas son las que necesitamos o si son las que mejor se ajustan a nuestro perfil.

Elegir una zapatilla de running que no se corresponda a nuestras necesidades y a nuestro perfil nos puede acarrear muchos problemas.

Para ello aquí os facilitamos unos pasos básicos que se deben seguir para elegir la zapatilla de running que se corresponda a nuestras necesidades y se asemeje lo máximo posible a nuestro perfil como corredores/as.

¿Cuál es mi tipo de pisada?

Conocer el tipo de pisada que tienes es algo muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir zapatillas de running. Debes de conocer la respuesta ante estas preguntas:

¿Qué tipo de pisada tengo? ¿Soy un corredor neutro? ¿Soy pronador? O por el contrario ¿Mi pisada es totalmente supinadora?

Pisada neutra

Este tipo de pisada es la más común entre los corredores, esto no quiere decir que sea también la tuya. Éstos corredores tiene una pisada totalmente plana, por lo que mantienen sus piernas en paralelo durante la carrera.

¿Qué movimiento realiza en carrera un corredor neutro?

El primer apoyo en el aterrizaje se produce en el talón, este movimiento se traslada hasta la parte central del pie y el corredor acaba impulsándose con la parte delantera del pie.

Pronador

A pesar de que la gran mayoría no tienen ni idea, muchos corredores son pronadores. Esto lleva a muchos corredores por desconocimiento a utilizar un material en esta práctica que no se ajusta a sus necesidades.

 

Este tipo de corredor tiende a correr con las piernas juntas y pisar con la parte más interna del pie, la cual absorbe todo el peso durante el ejercicio. Es común ver a corredores pronadores sufrir de rodilla a causa de la rotación que realiza el tobillo.

Es importante saber que dentro de la pronación existen diferentes grados.

¿Qué movimiento realiza en carrera un corredor pronador?

El primer apoyo en el aterrizaje la realiza la parte externa del talón, este movimiento se traslada a la parte derecha del pie y acaba impulsándose con la parte delantera más centrada del pie. pisada-al-correr

Supinador

Esta pisada es poco frecuente, son conocidos como corredores de pies cavos. Estos corren con las piernas mas separadas por lo que la pisada la realizan con la parte exterior del pie. Es muy frecuente ver a corredores con problemas en sus tobillos a causa de la pisada.

¿Qué movimiento realiza en carrera un corredor supinador?

El primer apoyo en el aterrizaje se realiza con la parte exterior del talon, este movimiento no se diferencia demasiado respecto a otros tipos de pisada. El peso cae sobre la parte lateral tanto en la parte media del apoyo como en el impulso final en la parte delantera del pie. pisada-al-correr

Por otro lado, conocer la altura del arco de tu pie es algo fundamental. Si vas a practicar running como algo habitual (a diario o 4 días a la semana) y con una carga considerable de kilómetros es aconsejable realizarse un estudio con un podólogo, para así poder conocer nuestro tipo de arco y comprar la zapatilla de running acorde a nuestras características.

Conocer nuestro tipo de arco y nuestra pisada será un factor muy importante para determinar que zapatilla debemos de escoger.

¿Influye mi peso en la elección de una zapatilla?

La respuesta es clara, por supuesto. Según tu peso la zapatilla de running tendrá que tener unas características determinadas. En la siguiente tabla lo resumimos todo:

Tipo de corredor Peso en hombre Peso en mujer Tipo de zapatilla
Peso ligero Menos de 65 kg Menos de 50 kg
  • Zapatila flexible
  • Zapatila mixta válida para carrera como para entrenamiento.
Peso medio Hasta 75-80 kg Hasta 60 kg
  • Zapatilla con más amortiguación que en peso ligero.
Hasta 90 Kg Hasta 90 kg Hasta 75 kg
  • Zapatila con buena amortiguación.
  • Meda suela ancha.
  • MEs importante que la zapatilla sea capaz de absorber el mayor impacto posible durante la carrera.
Peso pesado Más de 90 kg Más de 75 kg
  • Zapatila con la amortiguación considerable capaz de absorber el impacto durante la carrera.
  • Gran control de talón y en el interior del pie.

¿Qué ritmo llevas?

No es lo mismo entrenar a ritmos altos (4min/km) que a ritmos bajos(5.30min/km).

Una vez aclarado esto, si mis entrenamientos van a ser a ritmos altos mi búsqueda a de moverse entorno a las zapatillas de entrenamiento ligero (siempre debemos de tener en cuenta nuestro peso). Péro si mi ritmo es bajo, entorno a los 5.30min/km tendríamos que irnos a zapatillas de running con amortiguación y estabilidad.

 

¿Por qué superficie voy a correr?

Tu zapatilla deber de ser la adecuada para el terreno en el que vas a desarrollar la práctica. Si vas a correr por diferentes superficies dependiendo el entrenamiento que hagas, lo aconsejable es utilizar el calzado adecuado para cada una de ellas.

Si corres por asfalto, debes de tener en cuenta dos cosas:

  • La amortiguación.
  • La suela, que sea resistente a la fricción del asfalto y que tenga buen agarre.

Si tu elección es la montaña, debes optar por el calzado de Trail, este te proporciona una buena sujeción, tracción, estabilidad y protección. La suela se adapta a la perfección a estos terrenos disponen de tacos para dar mayor agarre y seguridad a nuestra carrera. Algo que debemos de tener en cuenta es que estas zapatillas no funcionan bien en asfalto.

¿Es importante saber escoger la talla?

La zapatilla de running bajo ningún concepto debe de ir justa/pequeña o por el contrario debe de sobrar mucho espacio entre la punta de nuestro pulgar hasta el inicio de la zapatilla. Se recomienda elegir siempre la zapatilla con 0.5cm de margen de largura, ya que durante la practica nuestro pie se dilata y esto puede provocar dolores y lesiones innecesarias.

Otros aspectos a tener en cuenta:

Teniendo en cuenta todo lo anterior no debemos de olvidarnos de ciertas cosas que no dejan de ser menos importante. En función de nuestro( si es ancho o estrecho) debemos escoger bien la horma de la zapatilla bien sea horma ancha o horma estrecha, no cometamos el error de elegir una zapatilla que no se ajuste a nuestra horma de pie.

Algo que debemos de recordar son las lesiones, tanto las antiguas (no menos importantes que las actuales o mas recientes) como las recientes, nunca debemos de pasarlas por alto sobre todo si hemos tenido problemas de rodilla, tobillo o espalda graves.